Larreta y su alta alcurnia oligárquica

escudo-larreta“El linaje de Larreta es de origen guipuzcoano y en esta provincia hubo casas solares en las villas de Alegría de Oria y Orendáin, del partido judicial de Tolosa, y en el lugar de Soravilla, perteneciente al ayuntamiento de Andoáin. Otra casa y palacio de este apellido hubo en la villa de Albistur del partido judicial de Tolosa y ramas de este solar pasaron a Navarra, a los lugares de Arriba y Atallo, del valle de Araiz, y a Betelu. De éste último lugar dimanó una rama que se estableció en la ciudad de Pamplona, donde creció nueva casa solar. Descendientes de esta rama se establecieron en Indias, en la ciudad de Lima”.

Así se describe el origen del linaje del actual Jefe de Gobierno Porteño el libro “Linajes de Navarra con Escudos de Armas”, de Aurelio Erdozáin. Traduciendo: una familia feudal del norte de España, de la provincia de Guipúzcoa, con tierras y palacios en varias villas (pueblos).

El primer Larreta fue Pedro de Larreta, nacido alrededor del año 1530. A mediados del siglo XVIII, en el marco de las Reformas Borbónicas que promovieron una nueva migración española a América para limitar el poder de los criollos, una rama de los Larreta se trasladó a las colonias españolas, estableciéndose en Lima y en Montevideo, donde acumularon fortuna dedicándose al comercio.

Ya en el siglo XIX, tras la independencia, se los halla en Buenos Aires entrelazados con lo más rancio de la oligarquía terrateniente argentina. Empecemos por mencionar que el nombre completo del actual político del PRO es Horacio Antonio Rodríguez Larreta Díaz Alberdi. Solo con un vistazo a su árbol genealógico podemos encontrar al apellido Larreta unido a los apellidos de más alta alcurnia de nuestra oligarquía: Álzaga Unzué, Pereyra-Iraola, Anchorena, Marcó del Pont, Peralta-Ramos, Blaquier, Santamarina, Díaz-Alberdi, Patrón-Costas, Beláustegui, Martínez de Hoz, etc., etc., etc.

Desde la consolidación del Estado Nacional a fines del siglo XIX, durante el período de gobiernos oligárquicos, hay Larretas actuando como embajadores en París, cancilleres, presidentes del Jockey Club, dueños de diarios y ferrocarriles, y muchos otros altos cargos. Destaquemos solo a tres de los antecesores de Horacio…

Francisco Rodríguez Larreta fue representante diplomático en el Paraguay durante el genocidio fratricida de la Guerra de la Triple Alianza, donde moriría ejecutado por orden del Mariscal Francisco Solano López en 1868.

Horacio Rodríguez Larreta (el hermano del bisabuelo del hombre del PRO), se desempeñó como Procurador General de la Nación entre 1923 y 1935, teniendo el particular “honor” de haber sido uno de los que dio “legitimidad legal” al golpe de Estado de Uriburu contra el gobierno de Hipólito Yrigoyen en 1930, sentando un nefasto precedente en nuestro país. En esa ocasión, la resolución firmada por Larreta y los miembros de la Corte Suprema de “Justicia” rezaba: “esta Corte ha declarado, respecto de los funcionarios de hecho, que la doctrina constitucional e internacional se uniforma en el sentido de dar validez a sus actos, cualquiera que pueda ser el vicio o deficiencia de sus nombramientos o de su elección”. Sin palabras…

Por último, el padre del actual Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta Leloir, fue un importante miembro del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID), el partido de Arturo Frondizi, y llegó a ser el ahijado político de Rodolfo Frigerio, uno de los principales exponentes del desarrollismo. Además, era un importante terrateniente y productor agropecuario. Posteriormente, acompañaría en su gestión a Oscar Camilión como Ministro de Defensa de Carlos Menem (quien había sido Ministro de Relaciones Exteriores bajo la dictadura).

Claro está que los genes familiares no determinan linealmente el comportamiento político de los individuos. Pero veamos: el Larreta PRO empezó su carrera laboral en la petrolera Esso, durante el menemismo estuvo a cargo de las inversiones extranjeras en el Ministerio de Economía, fue gerente general de la ANSES (donde fue acusado por administración fraudulenta y peculado) y luego director del FONCAP (donde fue investigado por el delito de defraudación de la administración pública). Más tarde fue jefe de campaña de la fórmula perdedora Eduardo Duhalde-Ramón Ortega en 1999, y bajo el gobierno de la Alianza fue interventor del PAMI, presidente del Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires con Ruckauf y finalmente director general de la DGI (Dirección General Impositiva). En el 2002 se sumó a Mauricio Macri en la conformación del partido Compromiso para el Cambio, antecesor del PRO, lo que es historia conocida. A la luz de los hechos, es claro que Horacio hace honor a su linaje oligárquico…

últimas noticias