A 99 años de la muerte de Lenin

El 21 de enero de 1924 fallecía Vladimir I. Lenin, líder de la Revolución Rusa, que instauró el Estado soviético y socialista conducido por la clase trabajadora acaudillando a todo el pueblo.

La figura de Lenin se agiganta y sus aportes en la teoría revolucionaria marxista tienen plena vigencia en nuestros tiempos.
En particular sus aportes sobre la actual etapa putrefacta del imperialismo que arrasa con las riquezas soberanas de los países dependientes destruyendo los ecosistemas y sometiendo a los pueblos.

Sobre el papel del Estado como instrumento de los dueños del poder bajo el capitalismo para oprimir a los pueblos.
Sus aportes sobre el papel del partido revolucionario son fundamentales a la hora de llevar al triunfo a las revoluciones.

Los revolucionarios debemos recuperarlo en estos días de agobio, desesperanza y escepticismo. Traerlo al presente para ver el optimismo de los que luchan y buscan la liberación. La gran epopeya revolucionaria rusa y sus conquistas hasta hoy no superadas por el capitalismo son el combustible de lxs comunistas revolucionarios en la lucha cotidiana para derrotar a los fascistas que hoy se muestran sin tapujos, quitarle la figura al reformismo, superar la vulgarización de la academia liberal y posmoderna, como también del fermento ideal, en la lucha por la revolución y la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados.

Viva Lenin!
Viva la revolución!

A Lenin
Para los campesinos de mi patria
quiero la voz de Lenin.
Para los proletarios de mi patria
quiero la luz de Lenin.
Para los perseguidos de mi patria
quiero la paz de Lenin.
Para la juventud de mi patria
quiero la esperanza de Lenin.
Para los asesinos de mi patria,
para los carceleros de mi patria,
quiero el odio de Lenin,
quiero el puño de Lenin,
quiero la pólvora de Lenin.

Roque Dalton

últimas noticias