Sobre llovido… mojado

Se presentó el proyecto de Ley de “Fomento al Desarrollo Agroindustrial”.

El nuevo gabinete trae nuevos planes a poner en marcha. ¿Estos son en la dirección que el pueblo exigió en las PASO, o son la respuesta de quienes ven en la derrota un giro del electorado a la derecha, y por lo tanto las políticas deben virar hacia esa dirección? Todo indica que es esto último. Veamos.

Después de cerrar el acuerdo por las exportaciones de carne que incluyó mayor flexibilización a las restricciones de exportación en particular a China, se lanza este proyecto de Ley que venía trabado por la evaluación de costos fiscales, pero que ya lo han consensuado con el Consejo Agroindustrial (CAA), una entidad que se armó al poco tiempo de asumir el gobierno con la intensión de aislar a la Mesa de Enlace en la representación con el gobierno, y agrupa a los exportadores de cereales de CIARA-CEC, (Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina) y CEC (Centro Exportador de Cereales), a las Bolsas de Granos de todo el país, a parte de la Unión Industrial, a tres de las patas de la Mesa de Enlace (salvo la SRA) y expresiones de las economías regionales.

El objetivo que se trazaron es pasar de exportar 65 mil millones de dólares anuales a 100 mil millones en el mediano plazo; y la “creación de 700 mil empleos adicionales directos o indirectos al 2030”.  

Pero no hay que ser muy avezado para darse cuenta cuál es el “fulbito para la tribuna”, ya que los especialistas vienen advirtiendo una realidad adversa con este esquema productivo, donde mientras se multiplicó la superficie implantada en la región pampeana y la producción de granos, cayeron 12 mil puestos de trabajo sectorial y 5.450 en la producción de granos y oleaginosas.

La iniciativa prevé incentivos impositivos para las exportaciones con agregado de valor para salir de la “primarización” agropecuaria, dice el proyecto. Al igual que la Ley de hidrocarburos, los monopolios tributarán menos que ahora.

¿Con qué parte nos quedamos: con la que quiere exportar por 100 mil millones o la que quiere salir de la primarización agropecuaria?

Julián Domínguez, Ministro de agricultura sostuvo que el objetivo es ser líder mundial de exportación de alimentos de origen vegetal y animal, ¿abandonando la “primarización”?, ¿cuánta diferencia hay entre esto y “el supermercado del mundo”? pocas, por la sencilla razón que es la misma matriz dependiente, los actores son los mismos y los perjudicados también.

El sector beneficiado representa el 18% del PBI en todo el país y controlan el 65% de las exportaciones nacionales. Si el centro del gobierno es generar divisas para la renegociación con el FMI y pagar las importaciones con un rumbo económico altamente dependiente, debe hacer buenos deberes con esta verdadera máquina de generación de divisas como lo es el complejo agro industrial. Bien, pero no nos vendan la “figurita repetida” de que “ahora viene el despegue” porque ya conocemos esta melodía y está muy lejos de lo que el pueblo exigió en las PASO.

Los precios internacionales récord le permitió a este sector pararse sobre un poder casi omnímodo, porque saben que son los que refuerzan las arcas del BCRA con ingresos genuinos.

Ahora se habla en los anuncios que con el “incremento en las exportaciones y cantidad de empleos de la ley podrían contribuir a sacar al país del problema eterno de la restricción externa”.

Pero, ¿Cómo fue la realidad de este sector en el primer semestre del año?

En los primeros 5 meses las exportaciones devengadas (INDEC) pasaron de USD 11,5 mil millones en 2020 a USD 15,4 mil millones en 2021, una suba de USD 3,9 mil millones. Por su parte, el BCRA informa que en el mismo período ingresaron a sus arcas USD 7,8 mil millones en el 2020 (cobros de exportaciones) versus USD 16,1 mil millones en el 2021 (+USD 8,3 mil millones). Finalmente, las liquidaciones de divisas informadas por CIARA-CEC, pasaron de USD 9,3 mil millones a USD 16,6 mil millones (+USD 7,3 mil millones), en este caso en los primeros 6 meses del año.

¿Cuántos puestos de trabajos se generaron? ¿en qué le cambió la vida a la familia trabajadora a la que el salario se le escurre en los aumentos de precios incesante de los alimentos? Sin embargo, sí se cumplió con el FMI en los pagos y en la “reducción y sub ejecución del déficit fiscal”.

¿No tiene nada que ver el rotundo castigo electoral con este rumbo, al que se lo maquilla para seguir adelante? ¿O se ilusionan que podemos tener otro resultado haciendo lo mismo?

¿Dónde vamos a buscar las causas de los 18 millones de pobres en todo el país, 40,07% que hoy anunció el INDEC?

En el anuncio el presidente Alberto Fernández dijo: “Esta ley reivindica la cultura del encuentro y el diálogo” ¿Entre quiénes? nos preguntamos… también afirmó que es «un paso para ponerle fin a una disputa de años, entre el agro y la industria y la industria y la tecnología».

¿Enserio se creen que dándoles beneficios a quienes son los responsables en gran medida de traernos al abismo después de cuatro años, el pueblo va a ser beneficiado y empoderado?

En vez de acercarnos, nos alejamos de un rumbo necesario, aún dentro del capitalismo, como es la creación de una Junta Nacional de Granos y Carnes, con un “Estado presente” garantizando el control del comercio exterior y no como hoy en manos de un puñado de monopolios internacionales que evaden más de 40 mil millones de dólares al año.

Entonces, ¿qué hay de nuevo?… nada, se sigue insistiendo en un rumbo que ya dio los resultados esperados: LOS POBRES MÁS POBRES Y LOS RICOS MÁS RICOS… con el agregado de un ejemplar castigo electoral.

¿Se quiere repetir?

últimas noticias