Murió el genocida Miguel Etchecolatz

Fue director de Investigaciones de la Policía Bonaerense y mano derecha del general de brigada Ramón Camps, (Jefe de la policía bonaerense durante la dictadura militar).
Etchecolatz es responsable directo de secuestros, desaparición y torturas de desaparecidos. Fue responsable directo por la primera y segunda desaparición de Jorge Julio López, (esta última en democracia)
Murió condenado a nueve prisiones perpetuas que cumplía en cárcel común y efectiva, y eso fue por la tenaz lucha de los organismos de DDHH, los familiares y el pueblo.

La construcción de la memoria se impulso sobre sectores de la justicia y la política que durante el macrismo y aprovechando el “2×1” de la Corte Suprema, le otorgaron la prisión domiciliaria, pero esa oscura casa en el bosque Peralta Ramos donde se alojó se transformó en el punto ineludible del repudio popular y la exigencia para que vuelva a la cárcel común, que se logró tiempo después.

La vida, la lucha y el legado de nuestrxs 30.000 desaparecidxs vuelven en estos días y cada día cuando sale el sol, cuando estos genocidas mueren en cárcel común como le corresponde a estas lacras.

Las primaveras que pretendieron detener y los lápices llenos de vida que pretendieron destruir, volvieron y vuelven en cada triunfo de la memoria, la verdad y la justicia.
Vuelven en la celebración de las muertes de los tiranos…

OBITUARIO CON HURRAS
(Mario Benedetti)

Los canallas viven mucho, pero algún día se mueren
Obituario con hurras
Vamos a festejarlo
vengan todos
los inocentes
los damnificados los que gritan de noche
los que sueñan de día
los que sufren el cuerpo
los que alojan fantasmas
los que pisan descalzos
los que blasfeman y arden
los pobres congelados
los que quieren a alguien
los que nunca se olvidan
vamos a festejarlo
vengan todos
el crápula se ha muerto
se acabó el alma negra
el ladrón
el cochino
se acabó para siempre
hurra
que vengan todos
vamos a festejarlo
a no decir
la muerte
siempre lo borra todo
todo lo purifica
cualquier día
la muerte
no borra nada
quedan
siempre las cicatrices
hurra
murió el cretino
vamos a festejarlo
a no llorar de vicio
que lloren sus iguales
y se traguen sus lágrimas
se acabó el monstruo prócer
se acabó para siempre
vamos a festejarlo
a no ponernos tibios
a no creer que éste
es un muerto cualquiera
vamos a festejarlo
a no volvernos flojos

a no olvidar que éste
es un muerto de mierda.

Mario BendettiAl

¡A donde vayan los iremos a buscar!

¡Cárcel común, perpetua y efectiva a los genocidas militares, civiles y eclesiásticos!

¡Jorge Julio López presente!

últimas noticias