La política de Milei y la situación del pueblo

Situación política se caracteriza por el ajuste feroz, vengativo, cruel e inhumano del gobierno de Milei. Desde la dictadura que no se ve una dinámica de esta envergadura a tan solo 120 días de haber asumido. Estamos viviendo la peor cara del neoliberalismo en el país y la región.

El ajuste es brutal, con caída del consumo a niveles históricos y una recesión que sostiene la baja de la inflación y el ajuste fiscal con despidos masivos y cierres de secretarias y ministerios que celebran desde el vértice del poder, cierra la grieta electoral ya que golpea al conjunto del pueblo haya votado o no al gobierno.

Cuadro de situación de los primeros tres meses de gobierno

En lo económico

Según el informe de CEPA (Centro de Economía Política Argentina) se detectó una fuerte caída de la ejecución real del presupuesto respecto al primer trimestre del año 2023, del orden del -32%, lo cual implica un brutal ajuste del gasto público en áreas sensibles de la administración pública. Paralelamente, se verificó un gran peso de los servicios de deuda pública dentro de la estructura de gastos, de tal forma que dicha función representó nada menos que el 18,5% del total de gastos. Los Servicios de Deuda Pública es la única función presupuestaria que crece en términos reales respecto al mismo período de 2023, los cuales se incrementaron en un 8% real.

• Al analizar el gasto por organismos públicos, se detectaron fuertes ajustes en la Superintendencia de Servicios de Salud, ANMAT, hospitales nacionales, e incluso en el Instituto Nacional del Cáncer y la Agencia Nacional de Discapacidad.• En materia científica la situación no es mejor, ya que se dieron fuertes caídas en la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología y otros organismos del sector como la CONAE, CONICET y CONEAU.

• Los organismos de la Seguridad Social están sufriendo fuertes recortes en la ejecución de sus partidas presupuestarias. En el caso de la ANSES, organismo responsable de la Seguridad Social, el recorte llega al -29% respecto al año pasado. También se detectaron recortes del 72% en el INAES; y de 33% en la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia.

• En materia de desarrollo productivo, la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, tiene un recorte del 87%, mientras que la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo cae más del 83%. Otros programas como SENASA, INTA e INTI también tiene caídas en su ejecución presupuestaria.

• Los casos de los organismos de seguridad también tienen marcadas caídas en su ejecución, especialmente las fuerzas federales. Es el caso de la Policía Federal (-27%), Gendarmería Nacional (-25%), Policía de Seguridad Aeroportuaria (-19%) y Prefectura Naval (-26%). La misma realidad se presenta para las Fuerzas Armadas, con reducciones de las partidas del Ejército (-10%), la Armada (-15%), y la Fuerza Aérea (-9%).

• Al analizar la ejecución con un grado mayor de desagregación, es decir por partidas programáticas, se observan caídas en los principales programas de la Seguridad Social, incluyendo algunos críticos como los de atención a la niñez en situación de vulnerabilidad social (Programa 1.000 días) con una caída del 48%. También se ajustan fuertemente la PUAM (Pensión Universal para el Adulto Mayor) con un ajuste del 56%.

• En materia educativa se observa fuertes caídas en la ejecución de partidas sensibles como el Fondo Nacional de Incentivo Docente (-99,99% en la ejecución base caja), el Programa Conectar Igualdad (-83) y el programa de Infraestructura y Equipamiento de la Secretaría de Educación (-99%). (El mismo monto de partidas que se destinaba al FONID se otorgó al “Baucher Educativo” para escuelas educación privada).

• En materia de salud existen programas críticos que están virtualmente paralizados por falta de fondos. Son los casos de “Acceso a Medicamentos, Insumos y Tecnología Médica” (-61%), “Respuesta al VIH, Infecciones de Transmisión Sexual, Hepatitis Virales, Tuberculosis y Lepra” (-79%), y “Prevención y Control de Enfermedades Transmisibles e Inmunoprevenibles” (-51%). La política de abandono y desmantelamiento que ejerce el gobierno queda en evidencia en la escalada del brote histórico del dengue convirtiéndose en epidémico sin que haya campaña nacional de ningún tipo sobre la población tanto de prevención como de vacunación masiva en las zonas y pacientes de riegos. El abandono es total y el blindaje mediático también (agregado propio).

• En materia de obra pública, el escenario es de una paralización casi total de las partidas presupuestarias, con caídas cercanas al 100% en programas como Apoyo para Infraestructura en Municipios, Obras de Seguridad en Rutas Nacionales, y Desarrollo de Infraestructura Hidráulica.

• En materia de transferencias del Tesoro Nacional a las provincias y municipios, los ajustes son muy marcados, encabezados por el Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires (-100%), la Asistencia Financiera a Provincias y Municipios (-99%), y la Asistencia Técnica a Municipios (-97%).

• Relaciones Interiores (-72%) que incorpora transferencias a las provincias y municipios; y una caída del 65% en los servicios económicos, que incluyen industria (-74%), comercio y turismo (-81%) y ecología y desarrollo sostenible (-77%).

• Los Servicios Sociales también sufrieron fuertes recortes. Los casos más resonantes son Agua y Alcantarillado (-94%), Trabajo (-54%), Vivienda y Urbanismo (-44%), Educación (-47%), Salud (-35%) y Seguridad Social (-29%) que como se mencionó previamente tiene una muy elevada incidencia en el gasto total.

Más allá de estos últimos casos analizados, la situación general de la Administración Pública Nacional es de una fuerte reducción de su ejecución presupuestaria. Reducción que en algunos casos está llevando a la paralización de programas de alto impacto en términos sociales, y de salud de la población. Incluso en un escenario fuertemente recesivo, tampoco se están ejecutando programas de ayuda social, y de estímulo al desarrollo productivo.

últimas noticias