Córdoba: Contagios record y preocupación por la situación sanitaria

Difundimos una declaración de las organizaciones que integran la “Red Pueblo Alberdi” de la Ciudad de Córdoba sobre la realidad de los sectores más vulnerables frente a la pandemia y la denuncia de las políticas del gobierno de esa provincia.

«Con mucho pesar comprobamos día a día que la pandemia del coronavirus sigue avanzando incontenible en Córdoba. Hemos superado los 5000 infectados diarios y estamos en el rango

Las organizaciones que articulamos en la RED PUEBLO ALBERDI hemos analizado una y otra vez las trágicas consecuencias que esta situación genera en vecinas y vecinos, particularmente en los sectores más empobrecidos, que no solo ven afectadas sus economías familiares, sus actividades laborales, sino también amenazadas sus propias vidas.

En nuestro trabajo territorial hemos seguimos sosteniendo acciones solidarias, y aplicado todos los protocolos, y nos plegamos a las restricciones dispuestas por las autoridades sanitarias con el único y firme compromiso de proteger la salud de la población, aún al precio de suspender actividades, de posponer reuniones y cuestiones participativas.

Pero también notamos que en nuestra Córdoba las autoridades provinciales han desoído el reclamo de los médicos y los epidemiólogos, quienes vienen alertando de la situación de colapso próximo del sistema sanitario y del hartazgo de los trabajadores de la Salud ante los actuales niveles de demanda.

¿Qué nos pasó? ¿Por qué hoy nuestra provincia está al tope de casos cada cien mil habitantes y tan próxima a un momento en el que no queden disponibles camas de terapia intensiva necesarias para cursar la enfermedad? Evidentemente no se hicieron las cosas bien y se han privilegiado los eslóganes políticos por sobre la Salud de los habitantes.

Nuestra gran preocupación es por las vidas que se ponen en riesgo y por la gente de escasos recursos que día a día asume con tristeza la restricción alimentaria impuesta por el aumento constante del precio de los productos, a la vez que sus fuentes laborales se ven cada vez más estrechas. Lo venimos diciendo junto a los sectores que encendían luces amarillas sobre el contraste entre la “Córdoba que no para” y el camino inexorable hacia el impacto contra el cruel muro sanitario. No se trata de Economía o Salud, porque no hay Economía sin Salud.

Si todavía queda margen para el replanteo creemos que asumir la terrible situación es el primer paso para que el Estado aborde el panorama con el debido respeto que se merece. Es insostenible en estos momentos mantener la presencialidad de las actividades educativas, cosa que también marcan trabajadores y gremios de la educación.

La vacuna es una luz de esperanza que llega paulatinamente al cuerpo de vecinas y vecinos, pero debemos ayudarla con el esfuerzo individual y colectivo de todas y todos, fundamentalmente con un Estado que se ponga al frente porque es el único que puede gestionar esta crisis sanitaria y atender la situación económica que se ha generado.

No es con tibieza, o intentando quedar bien con todos los sectores, que protegeremos la vida.

Hace unos días recordamos el Cordobazo como gesta de lucha y dignidad de la Córdoba que levantó la bandera de los valores colectivos y progresistas. Queremos estar ahí, continuar ese camino en un momento como este.»

últimas noticias